Noticias / Entrevista a Mariano Abad (p. 1952) en la prensa
Esta Noticia fue editada el: 30-03-2017

Entrevista a Mariano Abad (p. 1952) en la prensa

(La Nueva España)

MARIANO ABAD | Catedrático jubilado de Derecho Financiero y Tributario

"La idea de una federación europea continúa teniendo todo el sentido"

"Aunque salga de la Unión, el Reino Unido seguirá siendo Europa, igual que nosotros lo éramos antes de nuestro ingreso en la Comunidad"

Marcos Palicio Oviedo - -Llevo doce años, desde que me jubilé, sumergido en la historia del impuesto sobre la renta en Inglaterra. Es un país al que admiro mucho, pero que últimamente me ha dado este gran disgusto que yo no esperaba.

Es el día en el que el Reino Unido firma los papeles del divorcio de Europa. Mariano Abad Fernández, catedrático jubilado de la Universidad de Oviedo, titular desde 1997 de la cátedra Jean Monnet de Derecho Financiero y Tributario y estudioso de la integración europea desde sus orígenes, supera la decepción del "Brexit" para levantar la bandera europea. Incluso todavía la original, la previa a la actual, aquella que identificaba a quienes defendían una federación europea que continúa teniendo sentido, sostiene, en esta etapa de turbulencias. Su respuesta será más Europa contra la crisis del "Brexit".

- ¿Le duele Europa?

-La situación en este momento no es la mejor, porque hasta ahora Europa iba creciendo. Perdía quizá algo de intensidad a medida que se materializaban las sucesivas ampliaciones, promovidas en gran parte por el Reino Unido, pero llevamos un tiempo con Europa estancada desde el punto de vista económico, como el resto del mundo, y sin encontrar los remedios que en otro tiempo aparecían y que sirvieron a la construcción de la unidad europea, la idea más importante del siglo XX.

- ¿Imaginaba que los sesenta años del Tratado de Roma se iban a celebrar con la salida del Reino Unido?

-No, porque durante bastante tiempo todo el proceso ha ido hacia arriba y ahora se percibe una parada, incluso un retroceso. Hubo otras crisis importantes en la UE y cada una de ellas sirvió para dar pasos adelante, y para superarse, yendo más allá del punto de partida. A mí me gustaría que ahora también fuera así. En una reciente reunión de profesores Jean Monnet con motivo del sesenta aniversario del Tratado de Roma, en la que creo que era el más antiguo, dije que me parecía poco probable que pudiese asistir a la celebración del cumpleaños número setenta. Pero el que yo no pueda ir no quiere decir que no tenga la esperanza de que se celebre, de que este sujeto, esta unidad del continente, funcione mejor que ahora.

- ¿Cómo imagina el futuro sin el Reino Unido?

-Debilita a Europa en algunos aspectos. Y no pienso simplemente en la defensa de Europa, porque el Reino Unido no contribuía demasiado a una defensa autónoma del continente, pero sí tenía una fuerza especial que sólo Francia conserva sobre todo en el aspecto político y cultural. Por eso la conmoción del asalto al Parlamento... Ellos son los maestros, los guías del conjunto de Europa en cuanto a la visión política y a la conducta cívica.

- ¿Quién pierde más?

-Las dos partes. Pero yo diría que a pesar de todo el Reino Unido sigue siendo Europa. El sábado asistí a la marcha europea de Bruselas y para mí fue emocionante ver banderas escocesas además de algunas del Reino Unido... Aunque salgan, no dejarán de ser europeos, igual que nosotros lo éramos antes de entrar en la Comunidad. Recuerdo que la noche en la que se cerró la negociación para el ingreso de España, el último capítulo que se trataba era el del presupuesto y fue precisamente el entonces director general de Presupuestos quien me llamó para comunicarme la noticia. Agradecí mucho la llamada, lo único que no me gustó fue que me dijera "ya sois europeos". Siempre lo habíamos sido, y si algún día por lo que fuese saliéramos de la UE, seguiríamos siéndolo. Lo mismo pienso sobre el Reino Unido.

- ¿Cómo debería enfrentarse Asturias al nuevo escenario de contienda por las ayudas europeas en el periodo financiero en curso?

-Hay que saber de entrada que todo nos habría ido mucho peor de no haber sido por la incorporación de España a Europa. Resulta lógico que a partir de ese momento hayamos progresado, que tengamos menos necesidad relativa de esas ayudas y lo que yo quisiera sería que naciones receptoras de fondos, como puede ser ahora Polonia, los agradeciesen y los valorasen como hicimos nosotros siempre.

- ¿Qué papel ha de jugar la Universidad?

-Siempre ha estado en cabeza en recibir y formar las ideas. Y en lo que corresponde a Europa se debe muchísimo no sólo a Luis Sela y Teodoro López-Cuesta, los primeros que trabajaron en estos asuntos aquí, sino a todos sus predecesores que son también precursores de la UE. Lo es todo el "Grupo de Oviedo", Clarín, Alas, Arturo Álvarez-Buylla, formado por personas que si hubiesen vivido más tarde seguro que serían entusiastas de la UE. La unión de Europa representa la culminación de un proceso histórico que empieza aquí, con la constitución de Asturias, pasa por la unidad de España y termina en la de Europa. En el grupo al que yo pertenecía, siempre fuimos partidarios de una federación europea. Yo llevaba una bandera con una "E" verde, la que se usó antes de la actual de las estrellas, y que sigue siendo el símbolo de los que quieren una federación. Una que debería entrar en una federación mundial, algo que seguramente yo no veré.

- ¿Sigue teniendo sentido?

-Yo creo que sí. Sosbre todo si tienes al lado a China, a Rusia, a Estados Unidos... Estamos ante un futuro que ha de jugarse en grandes bloques.

- ¿Más Europa con más competencias?

-Ejercidas por la Unión, con más poderes y una representación mayor de los ciudadanos. En aquella reunión de catedráticos Jean Monnet con motivo del aniversario del Tratado de Roma, un profesor sostenía que para reforzar la confianza de los ciudadanos en el Parlamento Europeo habría que volver a la situación anterior, en la que los miembros de la Eurocámara no serían elegidos directamente por los electores, sino por los parlamentos nacionales. Yo creo que esto representaría un paso atrás muy importante. Frente a esta tesis, también había allí quien defendía un presidente de la UE elegido por los ciudadanos... ¿Por qué no?

- ¿Qué funciones corresponden al movimiento europeo asturiano, del que usted fue presidente?

-Ha de servir para impulsar y canalizar todas las iniciativas en favor de Europa, para dar a conocer los aspectos positivos, para analizar también los negativos y defender esa unión cada vez más estrecha que consagran los tratados europeos y que por cierto los ingleses trataron de eliminar de ellos.

Foto Angel